Kriya para el Ser Instintivo

Kriya para trabajar el triángulo inferior. 3 primeros chakras, vinculados con los más instintivo.

Esta es una serie para sentirse vivo y despertar el cuerpo.

Incide sobre los tres primeros tattvas o elementos. Tierra, Agua, Fuego. Supervivencia. Base emocional. Equilibrio interno.

Combate miedos y el sentimiento de no pertenecer. Mejora la rigidez emocional, sentimiento de culpa y la ira.

La estabilidad de raiz afecta nuestra manera de pensar, pudiendo hacer los pensamientos más positivos.

Es fundamental trabajar bien sobre el triángulo inferior para crecer desde un enraizamiento.

Después de trabajar esta serie durante un tiempo es bueno ir al 4º chakra para expandir desde el corarón o llegar al 6º chakra con kriyas como  la de la glándula pituitaria que colgué en un anterior post y que he trabajado en clase, con tiempos reducidos, después de la del Ser Instintivo.

Nivel medio / avanzado. Hay que vigilar con la segunda asana, la cobra en dinámico y tener en cuenta el patrón de respiración, inhalando en cobra y exhalando en tabla. Igualmente, la 5 postura de la serie, la langosta o salabhasana pide clavar el coxis en la tierra y subir abriendo pecho, tirando de los brazos hacia atrás. Mal construida esta postura puede lastimar las lumbares. Por último, antes de finalizar con sat kriya, la serie pasa por la vela, una de esas posturas invertidas que deben construirse despacio y sin mover el cuello una vez se está en la postura.

Kriya ser instintivoKriya ser instintivo2Kriya ser instintivo3

LAS ROAD MOVIES y EASY RIDER

Las Road movies son más que un género cinematográfico, implican una filosofía de vida On the road, heredas de la mítica novela de Jack Kerouac y de las raíces mitólogicas de la aventura o el héroe de las mil caras que en el contexto americano desembocan en mito del Dorado o la conquista del oro.

diligencia

El viaje como forma de conocimiento o mejor dicho autoconocimiento, ha existido de el origen de los tiempos y en el cine, westerns como la Diligencia (Ford, 39) o tantos otros mostraron viajes por la remota geografía norteamericana, al igual que clásicos como Sucedió una noche de Capra, ya podían mostrar el viaje de sus protagonista en transformación.
El sentido del viaje y de toda road movie es precisamente, la transformación, el cambio y maduración personal, algo que puede quedar perfectamente reflejado en road movies como Malas Tierras (Malick, 73), Alicia ya no vive aquí (Scorsese, 74), Thelma & Louise (Scott, 91).

vanishingpoint

En cambio otras como The Vanishing Point (Serafian, 71) Two Lane Blacktop (Hellman, 71) o Fargo (Coen, 96) pueden ser viajes fascinantes para el espectador pero con menor maduración o cambio en sus protagonistas, como también sucede en El diablo sobre ruedas (Spielberg, 71)

duel

El nacimiento y esplendor de las road movies, llegó en los años sesenta y setenta cuando estas películas conectaron el sentir de la época y los aires de rebeldía y libertad.

La road movie supuso no tanto una huida sino un canto a la vida, al carpe diem, viviendo la vida al límite, disfrutando al máximo de cada momento. El viaje por las remotas carreteras era un pretexto para salir de la rutina, del establishment y conocer la geografía de un país gigantesco y de contrastes que se podía cruzar por la mítica road 66 o en un coast to coast.

Antes del cine, la road movie pudo ser novela como la ya citada de Kerouac o la fantástica Ponche de ácido lisérgico de Tom Wolfe, narrando las desventuras de Ken Kesey y sus Merry Pranksters a bordo de su autobús psicodélico.

bonnie

En lo cinematográfico, dos películas esenciales del New Hollywood de finales de los sesenta, sembraron las pautas de toda road movie. La primera de 1967 fue Bonnie & Clyde de Arthur Penn que aunque se ambientaba en tiempos de la Gran Depresión, hablaba directamente de la contracultura hippie, de dos jóvenes que renunciaban a la vida programada en la oficina o el hogar para lanzarse a la vida on the road, como amantes y pequeños delincuentes, enfrentados al sistema.

bonclyde

La identificación del público joven que iba al cine, con la pareja Beatty/ Dunaway fue total y el film se convirtió en un éxito de público y recaudación, el mismo año que triunfaba El Graduado (Nichols, 67), otro film que sin ser road movie, conectaba claramente con la Contracultura.

graduado

Easy Rider (Dennis Hopper, 1969) se convirtió en símbolo de todo este periodo de revuelta y libertad con la imagen icónica de los moteros sobre las Triumph/Harley Davidson, cruzando los áridos paisajes de la América central. Ya desde los tiempos de Brando (Salvaje, Benedek, 53)) la moto se había convertido en símbolo de libertad, substituyendo al caballo del western.

brandomoto

El film de Hopper fue una producción independiente de la BBS, financiado con una aportación mayoritaria de Peter Fonda que junto al propio Hopper coprotagonizaba esta road movie, a la que sumaba en su tramo final, Jack Nicholson.

nicholson

Como en Bonnie & Clyde la influencia de los nuevos cines europeos (Nouvelle Vague, Neorrealismo o Free Cinema) se hacía sentir en las libertades formales y el talante casi documental, notorio en escenas de Easy Rider como la curiosa visita a una comuna hippie. Mucha cámara en mano, cadencias no aceleradas, iluminación natural, improvisación y actores no profesionales daban forma a una película libertina y de espíritu libre que tal vez no está muy bien rodada pero encarna perfectamente una época en la que la música podía ser más importante y sobretodo, valoraba la experiencia vital.

easyflip

Viendo la película se comprende lo que pudo suponer el rodaje o cómo esa secuencia psicodélica en el cementerio de Nueva Orleans está rodada bajo los efectos del LSD.

easyflup

Como en toda road movie, lo importante no es tanto la trama o si llega al destino sino las etapas, los espacios y los personajes que aparecen. Desiertos, gasolineras, moteles de mala muerte, ermitaños, bandidos, mujeres descarriadas, alcohólicos, hippies, campesinos o policías a la caza son referentes y arquetipos de estas películas que se nutren del contraste de personajes, la sorpresa, la excentricidad y el descubrimiento de otras formas de vida.

Easy-Rider-089

En el caso de Easy Rider, el equívoco, muy europeo es pensar que todo lo que huele a contracultura es igual a hippie, algo bastante impreciso. En el film, Hopper puede encarnar el arquetipo hippie pero no así el resto.

hopper

Los hippies han quedado como cabezas visibles de un tiempo en el que los jóvenes quisieron cambiar el mundo y plantaron cara al sistema pero algunos fueron beats, otros yippies, otros moteros, algunos anarquistas… La contracultura americana que no estaba tan politizada como el Mayo del 68 francés los aglutinaba a todos.

zabriskie

Probablemente, Easy Rider no sea la mejor road movie de todas las que se han rodado hasta la fecha pero junto a Zabriskie Point (Antonioni, 70) es la que puede tener más valor histórico y testimonial de un tiempo que va camino de cumplir su medio siglo y convertirse casi en leyenda.

Pienso que es deber de los historiadores, el poder beber de fuentes como el cine o la música para comprender un periodo tan importante del siglo XX y así mismo poder trazar las conexiones con nuestros tiempos.

Viendo el film, muchas cosas habrán quedado desfasadas pero está claro que hoy toda la cultura backpacker y viajera es heredera de lo que aquellos easy riders despertaron.

easys

Para el que quiera más información cinematográfica industrial recomiendo la lectura del libro Easy Riders, Ragging Bulls (how the sex.drugs and rock’n roll generation saved Hollywood).

Estais invitados al coloquio del próximo lunes 8 de febrero a las 18.30 en el Aula Magna de la Universidad de Barcelona (edificio histórico, plaza universidad) o al resto de proyección que seguirán con el ciclo hasta el mes de mayo.

Alexis Racionero Ragué

Taller Intensivo – True Self

Descubre tus aptitudes, cualidades

    y puntos débiles para vivir enfocado

     en tu dharma y tu esencia personal

 El curso está dirigido a todos los niveles de práctica e integra kriyas de yoga en las que trabajaremos el conocimiento a partir de los chakras, con sesiones de mindfullnes, vipassana y meditaciones conducidas.

Habrá también una parte teórica, sobre nociones básicas de yoga, budismo y psicología humanística, formando un método integral y holístico.

Objetivos

  • Aprender a escuchar tu cuerpo.
  • Mirar al interior de la persona que eres.
  • Conocer a tu sombra y descubrir tus máscaras.
  • Meditar para sintonizar tu ser con el mundo.
  • Explorar el aquí y el ahora.
  • Integrar ideas, sensaciones y emociones.
  • Trabajar tu potencial interno.

Programa del taller

Sábado

10–10.30h : Introducción teoría el yoga y los chakras

10.30–12h : Práctica kriya kundalini yoga

12-12.30h : Meditación escuchar mi ser interior. Tierra/ orígenes

12.30–13.00: Té, feedback, teoría meditación vipassana

13–14h : Práctica kriya kundalini yoga

14.30 / 15.30 : Comida en restaurante japonés cercano*

16–16.30h. Teoría sobre mecanismos de la mente

16.30–17h. Meditación para conocer tu máscara.

17–18.30 : Práctica yoga y pranayamas

18.30– 19h : Té, feedback, teoría budismo tibetano

19– 20h : Meditación para abrir corazón y expansión.

               Kriya final y canto de mantras.

Lugar  : Happy Yoga Laforja

Laforja 118 – Barcelona (FFCC Muntaner)

Fecha : Sábado 27 febrero 2016

Precio del taller : 65 €

+ 10 euros si te quedas a comer.

Más info y RESERVAS happyyogalaforja.com /932 09 12 91

NO ES NECESARIA EXPERIENCIA PREVIA

Impartido por

Alexis Racionero (Amarpal Singh) profesor de Kundalini Yoga, especialista en viaje del héroe (pnl con Steven Gillihan), cursando ciclo superior terapia Gestalt. Doctor en historia del arte y profesor de cine en la Escac, especializado en estilos visuales, contracultura y desarrollo de la creatividad.

Escritor y autor de documentales sobre filosofías orientales.

Me interesa la formación holística, pluridisciplinar, la terapia integral y entiendo el yoga como la integración de las partes.La felicidad está en nuestro interior y sólo comprendiendo quien somos podemos favorecer una nueva conciencia colectiva.

Acharya Migmar Lama, nació en Lhasa, Tíbet. A los 8 años fue recibió educación primaria en la India y con 10 años tomo los votos de ordenación como monje con S.S. Tri Rinpoche. En 1986 entró en la Universidad tibetana de Sarnath (Varanasi) donde curso estudios superiores con muchos maestros espirituales de las cuatro escuelas del Budismo Tibetano y el Hinduismo. El 23 de julio de 1995 fue elegido maestro espiritual y literatura en la universidad monástica de S.S. Dalai Lama en Deprung Losel Ling, en el sur de la India. Después de 20 años de estudios intensivos, en 1996, alcanzó el título de Acharya (Master en Filosofía,psicología y literatura). Traductor de diversos libros como El Sutra del Corazón, además de diversas meditaciones y oraciones.

Ha sido invitado para dar enseñanzas y meditación en diversos centros budistas y de yoga en España , Singapore, Malasia y otros países. Desde hace años vive en la isla de Menorca.

Para mí el Vipassana significa una visión o insight especial. La vía práctica de examinar la realidad de tu propio cuerpo y mente. Sirve para desarrollar potencial que no aprovechas y canalizarlo para tu propio bien y el de los demás.

Puedes descargarte el pdf pulsando aquí TRUE SELF

Road Movies, cicle cine a la UB

Ciclo de cine que coordino en la Universidad de Barcelona, dedicado a las Road Movies que empieza el lunes 11 de enero y acaba el 9 de mayo.

Entrada gratuita.

Lugar : Edificio Histórico de la Universidad de Barcelona (Plaza Universidad), aula magna.

Horario : 18.30 – 21.00

Fechas : Lunes 11 enero, 8 febrero, 14 marzo, 11 abril, 9 mayo.

Aquí os dejo la información del flier de este ciclo que quiera dar una mirada panorámica a las road movies de distintas épocas y procedencias, con conferenciantes de gran nivel y distintas disciplinas.

Un viatge pot ser una forma de coneixement, una fugida, un trencament o una forma de vida, on the road, a la recerca d’aventura i llibertat. Cap a finals dels anys seixanta, coincidint amb la revolta hippie, les road movies es van consolidar com un dels gèneres cinematogràfics més populars. Les seves arrels són en la mitologia clàssica, el món mediterrani i el western nord-americà. En aquest cicle veurem i analitzarem pel·lícules que parlen de somnis, llibertat i utopia.

 

DILLUNS 11 DE GENER A LES 18.30 H

LA STRADA (1954), de Federico Fellini

Amb la participació de la Dra. Laia Manonelles (UB)

lastrada

DILLUNS 8 DE FEBRER A LES 18.30 H

EASY RIDER (1969), de Dennis Hopper

Amb la participació del Dr. Alexis Racionero

Easy Rider

 

 

DILLUNS 14 DE MARÇ A LES 18.30 H

DIFUMINADO (2014), de Pere Koniec

Amb la participació del director de la pel·lícula

Difuminado-poster

DILLUNS 11 D’ABRIL A LES 18.30 H

EDIPO RE (1967), de Pier Paolo Pasolini

Amb la participació del Dr. Jordi Llovet,

catedràtic de Literatura Comparada (UB)

Edipore

DILLUNS 9 DE MAIG A LES 18.30 H

BAGDAD CAFE (1987), de Percy Adlon

Amb la participació de Sylvia Steinbrecht,

directora d’art de films com El perfum o Biutiful

bagdadcafe

Coordinació:

Dr. Alexis Racionero

Professor d’art i estils visuals a l’ESCAC i documentalista i especialista en contracultura

El Puente del clásico Spielberg

El Puente de los espías con guión de los hermanos Coen, fotografía de Janusz Kaminski, música del gran Thomas Newman (sí, esta vez no es John Williams), una colosal ambientación por parte de Adam Stockhausen y la dirección de Spielberg, presagiaba buenas cosas.

Sé que a más de uno la película le puede dejar algo indiferente por fría, discursiva y sobrarle algo de metraje en su tramo central pero como ha sucedido en ocasiones con Eastwood, ver hoy en día un film de Spielberg como éste viene a recordarnos las esencias de un clasicismo cinematográfico que puede acabar con ellos.

puenteaero

¿De qué hablamos cuándo nos referimos a este clasicismo?

A películas que no tienen prisa por establecer su planteamiento o primer acto. Films que tampoco se inquietan por mantener los diálogos y miradas a lo largo de una escena. Cine que no precisa de efectos especiales, aunque pueda usarlos, para llamar la atención del espectador.

Narración audiovisual contenida, precisa y elegante que no vive de la acción y la aceleración.

puenterusoSecundarios de lujo como ese espía ruso llamado Rudolf Abel, lacónico, parco en palabras made in Coen, genialmente interpretado por Mark Rylance.

A su lado, Tom Hanks, pese a no ser santo de mi devoción, ciertamente se acerca al gran James Stewart mientras Spielberg sabe darle un tono a la película que recuerda al optimismo crítico de Frank Capra.

puentemirada

El Puente de los espías tienen un buen arranque, fluido, elegante con una cámara que flota entre aquello que quiere contar sin ser protagonista, desde esa clásica invisibilidad al servicio de la narración. El final es directamente magistral, desde esa escena cumbre en el puente (Spielberg ya filmó una gran escena de puente con ataque de un tanque en Salvar al soldado Ryan).

puentespieldirAquí el que fuera rey Midas de Hollywood desde aquella colosal Tiburón demuestra que quien tuvo retuvo. La escena del puente es ejercicio de contención, de tempo, de miradas, de tensión generada por montaje alterno con el retraso en la entrega del joven que Tom Hanks se ha obstinado en recuperar junto con el fracaso de aviador que quiere la CIA.

puentepromoOscuridad, noche, lluvia, gabardinas, espías, en un Berlín casi fantasmal, todo ello iluminado por la carnalidad de un espía ruso que como aquel observador cómplice de La vida de los otros, acaba enamorando. Hay en él y su relación con Tom Hanks, un poso de humanidad que emociona.

puneterusospiel

Cuando acaba esta magistral secuencia, y ya parece que el Spielberg se entrega al rutinario happy end edulcorado de familia americana, surge el humor negro de los Coen, con el recurso de lo ironía dramática de una mentira sobre un frasco de mermelada y la lección de que los hombres buenos e íntegros hacen siempre lo que sienten más allá de las prisión de un matrimonio o las ataduras del amor.

puentefamiliaLa cámara de Spielberg sigue flotando, concisa, exacta, sin reclamar protagonismo pero devolviendo un contraplano visto anteriormente sobre el muro de Berlín, rodeado de muertes y alambradas, en forma de travelling subjetivo desde un tren que cruza desde las alturas un bello barrio de la América democrática y libre, una imagen icónica de esa American Beauty que nos evoca la música de Newman. Cuando el travelling está acabando, vemos como en el patio trasero ajardinado de estas casas, hay también verjas que aparcelan una sociedad que tal vez no sea tan idílica. Aquí no hay muertes, pero los chavales tienen que saltar estas verjas que pueden simbolizar el racismo existente todavía en América y la segregación entre negros, chicanos y anglosajones.

puentemuro

Por si fuera poco, Spielberg sigue con su lección de clasicismo, recordando que aquel cine se nutría de la puesta en escena y nos devuelve la situación en el interior del tren en el que una señora miraba mal al héroe Tom Hanks por defender a un comunista. Ahora, esa misma señora, sabedora del bien que ha hecho este hombre mediador, le mira con una sonrisa cómplice. Una mirada, esa es para mí la grandeza del cine.

Una mirada que traza puentes, un héroe íntegro y humano, precisamente lo que necesitamos en este mundo lleno de odios, mundos enfrentados y venganzas cumplidas, gobernado por políticos de gatillo fácil, mirada lánguida y bolsillos huecos.

puentedirAfortunadamente, entre tanta cultura de bestseller y consumo fácil, de vez en cuando resurgen clásicos y también algunas nuevas voces para despertarnos del aborregamiento general. Voces como la de Spielberg que nos recuerdan las esencias del arte: Narrar bien, excitar el corazón con emociones y despertar nuestras conciencias con ideas que nos mantienen vivos.

et

Nací con Spielberg, soy del año de El diablo sobre ruedas, y aunque me impidieron en su día ver Tiburón por ser un mocoso, aluciné con Encuentros en la tercera fase, lloré con ET y quise ser Indiana Jones. De jovencito sobrado, menosprecié Jurassic Park pero ya más mayorcito, caí rendido con El soldado Ryan y La lista de Schindler , pese a sus dosis de conservadurismo patrio.

Son ya cuarenta años con Steven Spielberg y después de tanto buen cine y habiendo dedicado parte de mi vida a su enseñanza, me siento un privilegiado de haber podido crecer con su cine.

Alexis Racionero Ragué

La alegría del país de las sonrisas

Me despierto y leo que en Birmania (Myanmar) la NLD (Liga Nacional Democrática) de Aung San Suu Kyi y cuando pongo radio 3 suena Keep on rocking on the free World de Neil Young.

Pienso que un mundo mejor es posible. Siento una excitación en mi corazón. Un nudo en la garganta.

Partidarios de la Liga Nacional para la Democracia, de la líder opositora Aung San Suu Kyi, festejan los resultados de las elecciones del domingo en la sede del partido en Yangón, Mianmar, el lunes 9 de noviembre de 2015. El resultado podría darle la presidencia a los opositores y debilitar aún más el dominio del ejército, que lleva en el poder desde 1962. (Foto AP/Khin Maung Win)

Recuerdo aquel primer viaje a Birmania en el 2006 con las calles llenas de polvo, las pagodas esbeltas, la luz dorada y los corazones abiertos.

Poca gente he conocido como los birmanos que son el eje de mi próximo libro llamado El país de las sonrisas. Alegres, abiertos, formales, serios y elegantes.

eleccmonjasEn Yangoon trabé amistad con taxista encubierto, un padre de familia que clandestinamente hacía carreras para ganarse el sueldo que no tenía. Me habló del control de la junta militar y soñamos en montar un negocio juntos pero yo no regresé.

Me hice amigo de los niños que me acompañaban a ver las pagodas de la bella Bagan cuando todavía se visitaban en tartana tirada por un burrito que no era atracción turística. A Jo Jo y Ye Hla les enseñé algo de inglés y prometí que volvería.

MyanmarbaganLo hice pero tarde. En septiembre del 2015. El país había cambiado en las formas pero no en su esencia.

Myanmar es hoy un país turístico, abierto al mundo para obtener los ingresos de esta industria tan poderosa cuyos beneficios, desgraciadamente, acaban en manos de unos pocos. Su red de comunicaciones es buena pero la autopista que une la capital con Mandalay está vacía por pocos birmanos pueden pagar sus peajes.

La red de ferrocarril está como la dejaron los ingleses y los vuelos internos son caros.

Burma es un bello escaparate para el mundo de una sociedad rural ancestral de budismo sosegado. Así es el mito que me he creado del país de las sonrisas. Creo en él por el talante de su gente. La misma que ha dado el 70% de sus votos al partido opositor de la junta militar que lleva gobernando el país durante más de cuarenta años.

eleccbvotandoAún recuerdo cuando en conversación con mi amigo anónimo, el taxista clandestino, le decía ingenuamente que los dictadores mueren como sucedió en España con Franco. Su respuesta fue: aquí no importa que uno muera porque son muchos.

Ante esta aparente falta de luz al final del túnel la actitud de los birmanos, como tan bien encarna la resistencia de Aung San Suu Yi es la de no perder la esperanza, ni la ilusión por levantarse cada día y creer en las bondades de la ayuda al prójimo, de vivir desde el corazón, con serena sencillez y bella armonía.

eleccionesun

Yangoon es una ciudad bulliciosa, ruidosa como tantas otras de Asia. Móbiles en la mano, coches y motos circulando entre pocas bicicletas supervivientes, pero mantiene ritos de humanidad como las teterías donde compartir lepayé, ese te dulzón con leche que recuerda al chai indio en una versión mejorada. Vas te sientas y compartes una mesa, como hicimos con mi amigo el fotógrafo Mariano Blanco. El hombre que tienes enfrente te sonríe, no habla tu idioma, tampoco el inglés pero te entiendes. Al poco tiempo, te invita a uno de los puros de tabaco enrollado que fuman por todas partes. Más tarde, te enseña como tomar el segundo servicio de te. El chaval que te sirve también ríe, mira nuestro aspecto, compartimos sonrisas y no tarda en enseñarnos palabras en su idioma. Le suelto alguna aprendida del conductor que nos llevó al hotel. “Jan Lade”, expresión que se le dice a una chica guapa. La suelto cuando pasa un bellezón de largo pelo negro. Seguimos riendo y pienso lo simple que puede ser la vida, incluso cuando la situación política no acompaña.

elecciones-birmania-1Donde lo tenemos todo, no le damos valor y dónde no lo tienen hallan la felicidad en su interior y en los valores de eso que llamamos sociedades agrarias atrasadas. Allí, pese a la invasión de móviles y tabletas siguen conversando, compartiendo mesas y dedicando tiempo cotidiano para meditar o venerar a sus ancestros. eleccsun

La noticia del recuento de votos en Birmania confirmando la voluntad de cambio es una gran alegría.

Como me contó un guía anónimo en mi reciente viaje, el partido de la junta militar, el USPD estaba comprando los votos de las aldeas a cambio de la instalación gratuita de placas solares.

elecmilitar

Ni así ha conseguido la fuerza torcer la voluntad de este pueblo tan amable como firme.

El mundo occidental se dará la enhorabuena pero tal vez no querrá recordar que la junta militar mantiene el derecho a voto por reservarse el 25% de escaños en la asamblea nacional o que suyos siguen siendo los ministerios de interior y defensa.

Probablemente, la junta no anulará las elecciones como hizo en 1990 pero ya veremos que tres candidatos se presentan a escoger en febrero del año que viene.

Aung San Suu Kyi, the Lady como la llaman en Myanmar no podrá ser presidenta porque lo impide una cláusula de la carta magna…

eleccnoventa

Democracia encubierta como sucede en otros lugares del sudeste asiático.

La herencia de unos años de guerra contra el imperio americano. Resquicios de comunismo anticuado. Testigos del pasado.

eleccarrugasEn el país de las sonrisas, imperan valores que hablan de supervivencia y de mantener un estado de ánimo. No es simple alegría, sino saber estar, serenidad, reposo, adaptarse a lo que viene y buscar el arroyo por el que el agua seguirá brotando, descendiendo en su cauce hasta el mar de la eternidad.

elecallesFelicidades Myanmar, vuestra sonrisa es nuestra luz.

Alexis Racionero Ragué

Subagh Kriya

Kriya o meditación con grandes beneficios que trabaja la apertura del corazón y los brazos, con ejercicios de rotación sobre hombros o cruces en tijera sobre la cabeza que resultan duros por falta de hábito.

El esfuerzo puede valer la pena, dado que la Subagh Kriya promete prosperidad, fortuna y buena suerte.

No es magia, ni un milagro aunque el yoga kundalini juega con mantras muy poderosos. Es tan sólo una forma de despertar nuestra intuición para que desde ella sepamos elegir las decisiones más adecuadas, aquellas que más tienen que ver con nuestra esencia.

Vamos en busca de cumplir nuestro dharma no de responder al patrón establecido o de decidir en función de lo que quiere nuestra máscara o personaje.

Nivel intermedio.

Consejos para realizarla : No cargar la zona de los hombros ni el cuello. Sentir la kriya como una meditación, concentrarse en el mantra y traspasar el primer umbral de dolor e incomodidad.

Una cuarenta de esta kriya marca un antes y un después.

Desde que me la descubrió mi compañera de formación Sacha Dev Kaur la practico con asiduidad y la incluyo en mis clases.

Podeis ver versión traducida aquí

Subagh kriya-p1Subagh kriya-p2

Rebelión en las aulas: De los rebeldes años 50 a la franquicia de las teen movies

Repaso al cine y las aulas, incidiendo en la relación entre cine e historia y cómo el repaso a la filmografía sobre el tema constata el auge de la juventud como grupo social en ascenso durante el siglo XX.

Juventud y rebelión que yo conocí como adolescente con Rumble Fish (La ley de la calle, Coppola) pero que arranca con aquellos títulos emblemáticos de los 50 como Rebelde sin causa, La soledad del corredor de fondo o Semilla de Maldad.

Post escrito para Pliego Suelto para leer más ver aquí.

artaulas

El cine del reciclaje: Travolta es un Walking Dead

Post escrito para Pliego Suelto en el que comento la vigencia y moda de los remakes y el cine de versiones para acabar en confesiones autobiográficas sobre el profesor de cine que pasa fragmentos fílmicos a nuevas generaciones que consumen cine de forma acelerada.

Expreso bastante devoción por el arte reciclador de Tarantino y quiero ser optimista, pensando que el cine no está muerto sino sólo reciclándose para resucitar con más fuerza.

Para leer más ver aquí

artremakes

El país de las sonrisas

Aquí va un avance de lo que puede ser mi próximo libro que aborda el sureste asiático desde la perspectiva de aprender de su conducta y filosofía.

No es directamente un libro de autoayuda ni de viajes pero tiene algo de ambos.

Pretende ser un libro híbrido que combina el viaje por un territorio (Birmania, Tailandia, Camboya y Laos), la dureza de su historia más reciente, la incidencia del budismo Theravada en el carácter de su gente y la exposición de determinados valores que pueden enseñarnos a ser más felices.

Este tipo de budismo a diferencia del Mahayana cree que el individuo puede alcanzar el nirvana y no se centra en dioses, siendo más psicologísta, ascético y austero.

La felicidad no es una sonrisa permanente sino un estado de ánimo de bienestar con uno mismo, algo que gráficamente puede ilustrar la media sonrisa de Buda meditando.

Esto no implica que para ser feliz haya que ser budista pero hay cosas de esta doctrina que pueden ayudar a los males de la sociedad occidental.

Otra de las claves es el territorio.

No se trata tanto de un país sino de un espacio geográfico común, por historia reciente y pasada. Un lugar cuyo eje es el río Mekong y del que interesan especialmente las áreas rurales.

El libro su nutre de mis distintos viajes por la zona y del que estoy acabando de realizar en compañía de los fotógrafos Teo Tarras y Mariano Rodríguez a quienes quiero agradecer su compañía, amistad y excelente trabajo.

Lo nuestro es un proyecto común del que esperamos que además de mi libro, surja una exposición y otras actividades.

A continuación, ilustro la parte fundamental de nuestro recorrido que ha tenido lugar por Birmania (me resisto a llamarle Myanmar), un país del que me enamoré en el 2006 y al que prometí volver.

Soy consciente del poder mitificador, de la capacidad soñadora del viajero, de la parcialidad del viajero que quiere verlo todo con buenos ojos y no querría obviar que como en todas partes, mi país de las sonrisas, también tiene otras caras pero sólo querría poder compartir y valorar la calidad humana que transmiten estas fotografías y el estado de ánimo que desprenden.

Todas han sido tomadas en Birmania hace apenas unos días y cumplen perfectamente con el requisito de uno de los capítulos de mi libro, llamado “Capturando la fotografía del país de las sonrisas”.

Vendedora Dhammayan Gyi.jp

Vendedora ambulante de collares y postales del templo de Dhammayan Gyi (Bagan).

Aprieta al turista para hacerle de guía y poder vender algo.

En la cara lleva el tradicional thanakha, una pasta hecha con madera de sándalo, de color amarillento que se usa como maquillaje y protector solar. Largas jornadas, de pie, bajo un calor intenso.

Nos cautivó su belleza y elegancia en el trato. Accedió a posar para la foto. Imagen capturada por Teo Tarras.

twinbudas

Los Budas gemelos, son la imagen emblemática del templo de Dhammayan Gyi.

Tamaño monumental. Material, ladrillo pintado en oro y rojo. La sala contenía pinturas murales de las que se conserva una parte.

El mudra o cierre de las manos es el Bhumispara, en el que la mano derecha toca la tierra, simbolizando el momento en el que Buda sentado bajo el boddhi o banyan tree obtuvo la iluminación.

Foto de Teo Tarras.

 

mujershan

Mujer Shan, una de las etnias mayoritarias de Birmania. Son budistas y están vinculados a sus vecinos tailandeses, chinos de Yunnan y laosianos. Visten ropas anchas y turbantes para protegerse del sol.

Volvía de visitar la Shwe Sandaw Pagoda (Pyay). La pillamos en la pasarela al pie del ascensor y posó para la fotografía.

Nos sorprendió su elegancia y serenidad. Para mí encarna perfectamente, la sonrisa interna, el estado de ánimo del bienestar.

Imagen capturada por Mariano Rodríguez.

 

montepopa

Buda sobre la montaña, frente a la Shwe Sandaw Pagoda, una de las más veneradas en Myanmar, junto con la famosa Shwedagon de Yangon. Está ubicada en la pequeña ciudad de Pyay, junto al río Ayeyarwady. La leyenda dice que data del siglo VI a.C.

 

Monje anciano Shwe Yan Phay

Monje del monasterio de She Yan Phay, próximo a Nyaungshwe y el lago Ingle.

Veía pasar la vida, bajo el bello templo de madera sobre el que los novicios iban a iniciar la lectura de mantras.

Sabiduría y las huellas de una vida sobre arrugas y manos. Ni posó para la foto, ni se alteró. Probablemente, ni se diera cuenta.

Nos gustaría saber qué ven sus ojos.

Imagen capturada por Teo Tarras.

Lago ingle

Pescadores del lago Ingle, imagen típica en el que se rema con el pie mientras se usan las manos para pescar en red.

Imagen tomada a las ocho de la mañana, antes de un importante tormenta.

Foto Teo Tarras.

 

campesinosriksetra

Campesino en entorno rural a Sriksetra, yacimiento arqueológico de antigua capital del siglo II a.C. – IX.

Foto tomada junto a camino de carro, a las cinco de la tarde entre campos de arroz.

Representa la imagen del trabajo con satisfacción. La pausa merecida o la cadencia diferencial a la nuestra.

Imagen capturada por Mariano Rodríguez.

 

Estas son tan sólo una muestra de las fotografías y experiencias que vivimos buscando capturar la foto del país de las sonrisas.

Probablemente el libro no podrá contener muchas de ellas pero sí contar y narrar todo lo que se desprende de ellas.

Nuestra ruta por Birmania duró 15 días, en los que visitamos Yangon, Pyey, Monte Popa, Bagan, Kallaw y el Lago Ingle para volver a la capital. Viajamos en casi todos los medios, excepto el tren. Pasamos calor, comimos bien y no paramos, unos fotografiando y un servidor guiando, planificando y apuntando.

Myanmar no decepciona, globalmente es excepcional pero el turismo de masas está estropeando el carácter de las gentes de Bagan o el Lago Ingle, aunque por fortuna estos espacios se mantienen como lugares únicos en el mundo, especialmente el primero, el valle de los templos y pagodas que la Unesco preserva pero debería proteger aún más.

Querría acabar dedicando este post a Gino, el hermano de Teo que falleció cuando iniciábamos este viaje.

Silenciosamente, ha estado con nosotros.

Alexis Racionero Ragué